Neuquén – MCNN

MESA CAMPESINA DEL NORTE  NEUQUINO

Contexto histórico

Los crianceros del norte de la Provincia de Neuquén hemos estructurado nuestra producción a partir de tener un campo de veranada, uno de invernada y la ruta de arreo que nos permite circular entre estos. Las grandes extensiones de tierras fiscales y la integración de campos que se encuentran en distintos espacios de esta región, han sido la base donde hemos conformado nuestro escenario agrario. Sin embargo, los condicionantes socio – institucionales que se han venido sucediendo, hablan de una falta de claridad en la distribución de tierras y dificultan cada vez más esta forma de vida.

El alambramiento de campos temporada a temporada, los callejones y alojos reducidos de extrema aridez para desplazar nuestros  piños (majadas) y las autorizaciones para veranar en zonas cada vez más alejadas, son claros gestos de marginación  en pos de otros proyectos productivos.

En la vida campesina la actividad principal es la ganadería trashumante, fundamentalmente la caprina, aunque las vacas, las ovejas y los caballos forman parte importante de la actividad productiva local. En los casos donde existen fuentes de agua estables, la agricultura permite el cultivo de especies hortícolas tradicionales, especies forrajeras, cereales y frutales, todos estos con importancia en el consumo familiar y la comercialización de los excedentes.

Históricamente, las instituciones gubernamentales nos  han concebido pobladores rurales pobres, que desarrollamos una actividad de subsistencia con características extractivas y con uso abierto y depredatorio. Detrás de esta prédica ambientalista, se han propiciado prácticas aparentemente no deteriorantes como la forestación, práctica que tiende a la concentración territorial y a la consolidación de un desierto verde que no los incluye como parte protagonista del territorio que habitan.

La situación de tenencia de la tierra no resuelta, contribuye a expulsarnos de nuestros campos y deviene de un respaldo ideológico y político que lleva a un proceso de apropiación en pocas manos, completando la ocupación posterior a la conquista.

Hay datos concretos que confirman el avance de esta tendencia: El último Censo Nacional Agropecuario nos habla de una disminución en el número de las explotaciones agropecuarias. La mayor parte de las explotaciones agropecuarias (EAP`s) desaparecidas en los últimos 14 años, corresponden a los estratos de menor superficie, es decir, la tierra de los pobres.

Resulta alarmante confirmar en números oficiales, que el 10% de las explotaciones más grandes de la Provincia de Neuquén concentran el 92,2% de la superficie total.

 El 60% de las explotaciones más pequeñas representan sólo el 0,6% de la superficie provincial.

 

Nuestra organización

                                                             

 

En este contexto nació la Mesa Campesina del Norte Neuquino, una Organización de base que nuclea a las familias campesinas de distintos parajes del norte de la provincia de Neuquén. Se trata de una Organización autónoma, con independencia partidaria, institucional y religiosa.

La Mesa Campesina es parte del Movimiento Nacional Campesino Indígena.

Hasta la actualidad se han conformado 9 grupos de base (Mesas Zonales) que nos reunimos  mensualmente para proponer, planificar, coordinar y ejecutar acciones tendientes a dar solución a las problemáticas generales y particulares de cada uno de estos espacios. Estas Mesas suman aproximadamente 120 familias campesinas de los departamentos Ñorquín,  Minas, Chos Malal y Pehuenches, un número realmente dinámico en función de las actividades e iniciativas de la Mesa en cada zona.

La Mesa Campesina  está avanzando en su proyecto de organización interna.

Este proceso se caracteriza por el respeto de  la horizontalidad como forma de construcción. En contradicción con la mayoría de las organizaciones de la zona, la Mesa no posee una comisión directiva, sino un cuerpo de representantes que se define en cada una de las  zonas de trabajo. Este cuerpo de representantes es el vínculo que garantiza la comunicación de problemáticas específicas, propuestas y acuerdos dentro de la Organización en 5 áreas de trabajo: Producción y comercialización; Tierra y Agua; Organización; Comunicación y Jóvenes.

La problemática principal que se aborda desde esta Organización es la tenencia de la tierra, aunque como marco de todas las problemáticas estructurales de la familia campesina: Producción y comercialización, acceso a los servicios básicos, educación, vivienda y recursos naturales, por citar sólo algunos.

En el abordaje de estas problemáticas se han definido y realizado acciones en las líneas de

  • Producción, abordando iniciativas, tanto prediales como comunitarias
  • Agro – Industrias y artesanías, tendientes al desarrollo de cadenas productivas que generen mas trabajo en las comunidades y agreguen valor a las materias primas producidas
  • Comercialización, generando un vínculo directo entre los consumidores y las organizaciones.
  • Defensa y Acceso al  Territorio, a partir de acciones en los parajes, iniciativas legislativas y acciones jurídicas.
  • Acceso al Agua, con obras de riego y acciones para la distribución democrática del recurso.
  • Vivienda, que implica condiciones de hábitat como la calefacción y el acceso al agua para consumo.
  • Formación, con talleres y encuentros.
    • Fortalecimiento de las Organizaciones, con trabajos en el área de jóvenes, mujeres, asambleas.

 

Más información sobre la Mesa campesina:

Organizaciones Unidas en Defensa de los Arreos

Comunicado a un año de la conformación de la OUDA

Notas de la prensa relacionadas con la defensa de los arreos