Misiones: Desalojo de Comunidad Indígena Chapa’í en San Ignacio

misio1ago17Desde el viernes 28 de Julio las familias viven la dramática situación de agresión y desalojo impulsado por empresarios inescrupulosos, con la complicidad del intendente local y las autoridades provinciales.

En el marco de la ejecución de la Ley 26.160 fueron relevadas y reconocidas como territorio de uso público, tradicional y actual de la Comunidad Chapa’í 181 has. según la resolución del INAI.

Ya en abril de este año, el entonces cacique Ricardo Benítez, contó a la prensa que “el Municipio informó que se iba a quedar con seis de esas hectáreas y en doce nos iba a dar el título, el resto continuará siendo de quien se proclama propietario de ellas”. (Diario Primera Edición, 26/4/2017).

“Estoy muy preocupada por la comunidad. Estoy destrozada. Desde ayer y hoy, estuvieron trabajando gente de la municipalidad. Abrieron caminos y echaron árboles nativos, nuestra medicina natural. (Derribaron) árboles frutales. Nos dolió a todos porque los chicos vieron como tiraban árboles de naranja, limones, palta, y otras plantas que todos los años nos daban frutos” denuncia Itatí Brizuela, integrante de la comunidad Chapa’í. De más de 180 hectáreas que les fueron asignadas, hoy contarían con tan solo 13 hectáreas.

Según rumores habría una promesa del Municipio de otorgar servicios esenciales como el agua potable, la energía eléctrica y viviendas, a cambio de dejar 13 has. para la comunidad y entregar el resto en manos de un conocido empresario que se dedica al rubro inmobiliario.

“Tenemos todo sembrado y vinieron diciendo que en toda esta parte se va abrir un camino, se va a sacar la Iglesia, las casas de mis hermanos. Algunas casas ya fueron desalojadas” comenta Itatí, ya que han denunciado que días atrás esta aldea fue vandalizada por delincuentes que ingresaron con machetes y motosierras, y destruyeron algunas de las viviendas de los mbya guaraní de Chapa’í. Según la denuncia, también hubo empleados municipales participando del brutal desalojo.

Hace semanas el intendente Esteban Romero y personal municipal habían sido denunciados por el desalojo a cinco familias de la comunidad mbya guaraní Kokuere’i ubicada en el mismo municipio.

“El intendente Esteban Romero (FR) ya no respeta ni la Constitución Nacional, tampoco los pactos internacionales, y menos la Ley de Bosques Nativos, peor la Ley 26.160 del relevamiento territorial de los pueblos indígenas” denuncian las familias.

Exigimos la urgente detención de todas las agresiones a la comunidad Chapa’í y la entrega de las tierras reconocidas a la comunidad indígena.

Exigimos al estado provincial y nacional el cumplimiento de la Ley 26160 y la Ley de Bosques Nativos!!!

Ni un metro más!!! La tierra es nuestra!!!

Esta entrada fue publicada en Territorios. Guarda el enlace permanente.