El MNCI Via Campesina Denuncia el Vaciamiento de las políticas para la Agricultura Familiar campesina Indígena y el Hostigamiento en los territorios

logomnci

Las modificaciones realizadas en los programas Cambio Rural, Monotributo Social Agropecuario y RENAF todas con sesgo excluyente y discriminatorio de la Agricultura familiar, sumadas al vaciamiento y desfinanciación de las áreas del Ministerio de Agroindustria vinculadas al desarrollo de la agricultura familiar, campesina e indígena, que junto a la apertura indiscriminada de las importaciones, y los impactos de los tarifazos, muestran a las claras el carácter concentrador del modelo económico que lleva adelante el gobierno nacional.

No hay lugar en este esquema para otra realidad que no sea la gran producción agroindustrial concentrada y exportadora. Las economías locales, atraviesan una grave crisis, y esto afecta la producción de alimentos y la generación de trabajo en el campo.

El modelo de Agronegocio que promueve este Gobierno, y que remplazo millones de hectáreas de bosques y de pastizales por monocultivo de soja transgénica es el responsable de que hoy mas de 8 millones de hectáreas estén inundadas, a pesar de que parecen estar invisibilizadas por los medios de comunicación. Sin embargo la receta neoliberal es mas ajuste, mas agronegocio, mas capital financiero especulativo.

Sabemos de esta realidad porque somos parte de esos millones de argentinos y argentinas que producimos día a día la riqueza de nuestro país. Con nuestro trabajo proveemos de alimentos sanos y productos sustentables a una parte importante de nuestra sociedad.

No estamos dispuestos a que la riqueza que generamos sirva para engordar las cuentas de los grandes empresarios locales y multinacionales mientras millones de argentinos sufren en carne propia el aumento de la desigualdad, la exclusión y el hambre. No hay desarrollo posible sin distribución de las riquezas y sin apoyo a las producciones familiares y populares.

Rechazamos la represión y la persecución política, judicial y mediática que se está llevando adelante en distintos lugares del país contra las organizaciones sociales y las comunidades originarias que intentamos hacer pública las realidades y problemáticas que vivimos cotidianamente.

Nos encontramos frente a un Gobierno que en sintonía con la Sociedad Rural Argentina, retoma un discurso xenófobo y discriminatorio haciendonos retroceder 150 años, a los tiempos de la campaña del desierto. Donde pueblos originarios, campesinos y trabajadores somos estigmatizados y descalificados de la mano de los medios concentrados de comunicación.

No habrá desarrollo posible sobre la base de la prepotencia, la imposición y el desconocimiento del territorio en el que vivimos y producimos las familias campesinas y los pueblos originarios. Es por esto que exigimos se prorrogue la ley de emergencia territorial (26.160) como punto de partida para avanzar en un debate serio y profundo en relación a la distribución y el uso de las tierras en nuestro país.

Demandamos:

• Sanción de una Ley de emergencia alimentaria que fomente la producción popular de alimentos y promueva la Soberanía Alimentaria.

• Urgente Prórroga de la ley de emergencia territorial (26.160).

• La urgente desmilitarización y salida de la Gendarmeria de los territorios Mapuche y fin de los allanamientos ilegales de sus comunidades.

• Reglamentación de Ley de Reparación Histórica para la agricultura familiar, campesina e indígena como camino hacia una reforma agraria que permita el desarrollo integral de los territorios rurales y semi-rurales de nuestro país.

• Restablecimiento de la Ley de Tierra Rurales y prohibición de la privatización y venta de tierras Fiscales a grandes empresas y transnacionales

• Aparición con vida de Santiago Maldonado y la investigación independiente de los responsables de su desaparición forzada.

Somos Tierra para Alimentar a los Pueblos

Movimiento Nacional Campesino Indígena

Via Campesina

Esta entrada fue publicada en Comunicado, Posturas. Guarda el enlace permanente.